Mucho más que un simple «sonotone»

Mucho más que un simple «sonotone»

¿Recargables, digitales, programas, algoritmos? Son términos habituales a la hora de describir las cualidades de un audífono. La gran sofistificación de las prótesis auditivas hace que ya queden lejos aquellos tiempos en los que conocíamos los audífonos como “sonotones” Si pudiésemos comparar la tecnología de esos aparatos primigenios y los actuales, podríamos comprobar que solo guardan en común el objetivo de servir para mejorar la audición y la estructura básica de “micrófono-amplificador-altavoz”

Los avances tecnológicos nos han permitido incorporar increíbles selectores de sonido que nos permiten escuchar con calidad incluso en ambientes sonoros complejos. Filtros y sistemas de compresión adaptativos actúan en base a complejos algoritmos que residen en potentes procesadores. Micrófonos y auriculares en constante evolución captan y reproducen el sonido con una calidad inimaginable hace solo unos años. Y por el tamaño ¿por qué preocuparse? Hace ya años que los audífonos han conjugado la tecnología con una estética cómoda y sumamente discreta.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Cerrar menú