Los audífonos de auricular en el oído (RIE) son los dispositivos de estilo BTE más nuevos en el mercado, y los más populares. Un audífono RIE está compuesto por una carcasa muy pequeña que se coloca detrás de la oreja. La carcasa contiene todos los componentes electrónicos del audífono, excepto el auricular (también llamado altavoz). Esto permite que la carcasa sea extremadamente pequeña, por lo que apenas se ve. Un tubo transparente transporta cables muy delgados desde la carcasa hasta el auricular, que descansa en el canal auditivo.